Read Belleza Inteligente Online

Authors: Carmen Navarro

Tags: #ref_guide

Belleza Inteligente (9 page)

BOOK: Belleza Inteligente
6.45Mb size Format: txt, pdf, ePub
ads

 

5
. Ayúdate con la nutricosmética.

 

LOS TRATAMIENTOS MÁS SOLICITADOS, AL DESCUBIERTO

A la hora de poner el cuerpo en modo fantástico, hay tratamientos -reductores- que son los más solicitados: cavitación, mesoterapia, presoterapia, el Vela y LPG. Merece la pena que los conozcas más de cerca para saber cómo funcionan y cuál te interesa usar. Yo, cuando comienzo el diagnóstico, lo primero que hago es analizar dónde está el problema y después decido un tratamiento específico. ¿Lo ideal? Si se quieren conseguir resultados inmejorables es combinar varios, en vez de escoger solo uno.

¿Qué es lo más habitual? A mí me gusta primero trabajar el cuerpo de un modo holístico, como un todo, y observando a la clienta desde todos los ángulos, y luego incidir en el tratamiento en concreto.

 

1.
La cavitación
es un tratamiento que consigue reducir volumen y celulitis en zonas localizadas. Destruye de las membranas los adipocitos y transforma la grasa en una sustancia líquida que se elimina a través de vías naturales. Las microburbujas de aire «rompen» las paredes de la célula grasa y hacen que se destruyan. Su contenido va directamente al sistema linfático y urinario.

¿Lo qué más me gusta?
No duele y reduce el volumen; elimina toxinas y da elasticidad a los tejidos. Como no requiere agujas ni incisiones, son muchas las niñas y mujeres que se animan.

¿Algún pero?
Este tratamiento requiere constancia, pues los resultados no aparecen de inmediato. Y muy importante: después de la cavitación es fundamental drenar con electroestimulación y presoterapia, ¡por sí sola no basta! Digo esto porque se ha puesto de moda hacer cavitación, que se queda solo en eso, y sin el resto no te sirve de nada.

 

2.
Masaje drenante
:
este tipo de masaje ayuda a eliminar toxinas y exceso de líquido, y suele ser la base de todo tratamiento (con lo que se debe comenzar). ¿Por qué? Porque ayuda a expulsar las toxinas que se deben eliminar en determinados tratamientos, al mismo tiempo que mejora el aspecto de la piel.

En mi caso, he incluido en todos los tratamientos corporales de mis centros el método omeoenergético: un ritual de bienvenida que incluye masajes desbloqueantes con aceites esenciales reductores y termoterapia de ondas infrarrojas.

 

3.
La mesoterapia
es un método más agresivo, pues consiste en poner inyecciones subcutáneas de productos lipolíticos, drenantes, estimulantes de la circulación y reafirmantes para reducir grasas. Muy eficaz para combatir trastornos de obesidad localizada, celulitis, retención de líquidos y trastornos circulatorios. ¿Cómo funciona? Disuelve la grasa acumulada, provocando una reducción del volumen. Suele aplicarse en los glúteos, el abdomen y los muslos. Es perfecto para finalizar cualquier tratamiento reductor previo. Los chinos ya usaban una terapia parecida, llamada «martillo de 7 puntas».

¿Lo qué más me gusta?
Activa la circulación sanguínea y linfática, ayudando a la eliminación de líquidos y toxinas. Al tratarse de inyecciones subdérmicas, permite variar el tipo de productos que se aplican de acuerdo a las necesidades del paciente o zona, por lo que resulta muy preciso y personalizado.

¿Algún pero?
A algunas pacientes les da miedo usar agujas (aunque son prácticamente imperceptibles) y pueden, ocasionalmente, aparecer pequeños hematomas a causa de los pinchazos.

 

4.
La presoterapia
estimula el drenaje venoso y linfático de la zona a tratar mediante la realización de un masaje mecánico. La estimulación provocada mediante cambios de presión favorece la circulación de los líquidos acumulados, facilitando la eliminación de los edemas que producen la hinchazón en determinadas áreas. ¿Cómo funciona? Se te coloca un pantalón de 24 celdas, dejando libre la zona a reducir. La estimulación del retorno venoso y linfático se produce por la compresión y descompresión de estas celdas.

¿Lo qué más me gusta?
Potencia mucho los efectos de otros tratamientos reductores y se puede combinar con cualquiera sin problemas. No duele (es incluso bastante agradable).

¿Algún pero?
No, en mis centros se aplica conjuntamente con la electroestimulación, y da unos resultados espectaculares.

 

5.
Radiofrecuencia
:
estimula la creación de nuevo colágeno y elastina para que la piel recupere firmeza. Completamente indoloro, da una agradable sensación de calor en la piel.

 

6.
I-Lipo.
El innovador sistema de este equipo se basa en la emisión de energía de láser de diodo frío (también conocido como láser lipólisis) sobre las células de grasa. Esta energía favorece que las células expulsen la grasa sobrante y disminuyan su tamaño. Está diseñado para los tratamientos de reducción de grasa y modelación corporal, y los resultados son visibles desde la primera sesión del tratamiento. Además, el sistema que utiliza el equipo estético I-Lipo no rompe la membrana de los adipocitos (única vía natural que tiene el cuerpo para convertir la grasa en energía) ni provoca ningún tipo de daño en las estructuras cercanas a la célula adiposa, como capilares o nervios periféricos.

 

7.
Vela Smooth.
Es uno de los tratamientos no quirúrgicos más efectivos contra la celulitis y la reducción de volumen que existen; ayuda a reducir la piel de naranja y mejora la circulación sanguínea y los dolores musculares. Está basado en la tecnología ELOS (corriente eléctrica bipolar conducida con energía óptica) y combina varios métodos: radiofrecuencia, vacunterapia e infrarrojos de forma simultánea. En un mes se pueden perder hasta dos tallas, ya que no solo reduce la celulitis, sino que reafirma la piel y ayuda a combatir la flacidez.

 

8.
LPG
. Es un aparato que reduce la grasa localizada. Activa la lipólisis mediante una estimulación mecánica en la superficie de la piel que dirige una señal en profundidad a las células. Funciona con dos rodillos motorizados que tratan suavemente la piel mediante tres sentidos de rotación.

¿Lo qué más me gusta?
Libera grasas, alisa la celulitis y no agrede al organismo. Además, los resultados se notan desde la primera sesión.

¿Algún pero?
Tan solo si no lo acompañas del cuidado en casa, como ocurre con los demás tratamientos.

 

Lo último
:
ondas de choque, que es un sistema de tratamiento con ondas de choque focalizadas con alta energía.

Sigue el protocolo: manual de uso en casa

 

L
A primera pregunta que seguro que te estás haciendo es: «¿Las cremas reductoras realmente funcionan?». La respuesta es sí, pero a base de constancia. En la belleza todo es «además de»: hay que sumar unas cosas con otras (crema, más guante para aplicarla, más tratamiento, más dieta...). Cuando empezamos un tratamiento se hace a nivel general para luego ir centrándonos en las zonas específicas de cada persona. No se pueden pretender milagros; a veces me llegan clientas que en 10 sesiones quieren que les cambie el cuerpo. Eso no es posible. Pero... otro dicho popular dice que «el que la sigue, la consigue». Y con paciencia, constancia y la ayuda de los activos que suelen llevar estos productos, como el té verde con poder drenante o la cafeína, que posee poder lipolítico, es más fácil.

Al igual que en el rostro es muy importante exfoliar, en el cuerpo también lo es, y debes hacerlo una vez a la semana y, a continuación, aplicarte una crema hidratante todos los días (que nunca debes abandonar); a partir de ahí aplicar, si necesitas quemar grasas en la zona abdominal, una crema reductora. Pero como es muy difícil que tengamos el mismo problema en todo el cuerpo, es fácil que nos encontremos con celulitis en las piernas y flacidez en los brazos y, por tanto, toca aplicar el producto adecuado en cada zona.

Cuándo y cómo aplicarse lociones, anticelulíticos, aceites y cremas

 

U
NA buena opción es tener a mano una crema hidratante corporal a la que se le hayan añadido ingredientes que potencien lo que tú necesites tratar. Puedes elegir entre:

 

1.
Lociones
:
son ligeras, por lo que se absorben rápidamente y no engrasan la piel. Contienen glicerina, que forma una ligera película y mantiene elástica la piel.

Fíjate en que tengan aceites vegetales con antioxidantes (oliva, aguacate, germen de trigo), ya que proporcionan una hidratación rápida.

 

2.
Productos anticelulíticos
:
sirven para tratar la celulitis en distintas fases. Para la fase reductora se usa la cafeína, el fucus vesiculosus y el polifenol. Para la fase drenante interesa centella asiática con escina. Y para la fase reafirmante, el actisom.

 

3.
Aceites
:
son muy nutritivos, tardan poco en ser absorbidos y suavizan (pero manchan mucho). Hay formatos en aerosol para facilitar la aplicación. Te interesa que lleven endrina (fortalece la piel y previene las estrías por su contenido en sílice), rosas (calma la irritación en pieles sensibles) o cítricos (revitalizan el cuerpo y ayudan a reducir la celulitis). Es muy recomendable el aceite de argán, que por su contenido en vitamina E es ideal para combatir el envejecimiento y la sequedad de la piel. También existen aceites remodelantes concentrados intensivos para zonas como vientre y caderas. El producto estrella es la fosfatidilcolina, que es una eficaz arma contra las imperfecciones de adiposidad subcutánea, aun cuando estén localizadas en zonas críticas.

 

4.
Cremas hidratantes reafirmantes
:
existen productos que reafirman el cuerpo y reducen la celulitis a la vez que hidratan. Este tipo de cremas es mejor usarlas con tiempo porque suelen ser pegajosas, ya que los ingredientes que llevan tardan tiempo en ser absorbidos por la piel. ¿Algunos ingredientes que te interesan?: ginkgo biloba (combate la celulitis porque estimula la circulación sanguínea), cafeína (aumenta el índice metabólico de las células grasas presentes bajo la superficie cutánea), lecitina (es un lípido natural que quema las grasas). La kigelia africana es un buen producto reafirmante. También el colágeno y la elastina ayudan mucho para reafirmar.

 

5.
Cremas densas
:
son perfectas para las personas de piel seca. Son muy nutritivas, y tardan más tiempo en absorberse por su textura y porque algunos ingredientes forman sobre la piel una barrera que retiene el agua. Entre los ingredientes más habituales están la manteca de karité, y la silicona o los aceites minerales, que protegen la piel de la pérdida de agua.

Igual que ocurre con los cosméticos faciales, los de cuerpo también deben seguir un protocolo de actuación para que resulten más efectivos. Lo primero, como ya hemos visto, es combinar el método cosmético con una dieta saludable y una rutina física constante (andar, andar y andar). Y después, sigue este ritual:

 

Exfolia
: una vez a la semana. Es imprescindible retirar la piel muerta para que puedan entrar los activos. Lo idóneo es por la mañana, después de la ducha, porque los poros están abiertos y la piel más receptiva, y por la noche antes de acostarte. Imprescindible: ¡hacerlo con un guante! De los profesionales -que se venden en los centros- o de crin, de los de toda la vida (sí, sí, los que raspan...).

 

Date masajes circulares
: una crema (sobre todo la adelgazante) siempre se aplica con un masaje suave y regular para activar la microcirculación, descongestionar los tejidos y restablecer el flujo linfático. Además, el masaje aumenta la temperatura cutánea, lo que mejora la penetración de los activos. Después del baño regenerador aplica el producto con un masaje circular en el vientre y las nalgas, en el sentido de las agujas del reloj, y ascendente en muslos, piernas y brazos. Y recuerda: el producto -y más aún si es un anticelulítico- hay que dárselo todos los días, sin faltar uno, porque si dejas de hacerlo vuelven los problemas.

 

Pellízcate
: y no precisamente para comprobar que no estás soñando (a no ser que veas tus muslos lisos como los de un bebé). Darse pellizcos significa realizar una compresión del tejido adiposo, lo que ayuda a combatir la celulitis.

 

Amasa tu cuerpo
: se trata de amasar, literalmente, la zona como si se tratara de una base de pan o pizza. Mientras más veces consigas hacerlo, mejor será el efecto de la crema. Pero si no tienes tiempo, puedes ahorrarte esta parte, que no es precisamente agradecida.

 

TE CONVIENE SABER...

 

Que los formatos en ampolla y suero tienen mayor concentración de ingredientes y una mayor capacidad de penetración. Puedes combinarlos con las cremas. Si eres constante, a partir del primer mes vas a ver la recompensa, y hacia el tercero, disfrutarás de resultados estables.

 

 

 

Una cosa que me gusta mucho son las cremas que producen calor. Me encantan porque activan muchísimo la circulación. Hay personas que ante la rojez o la sensación creen que les produce alergia, pero no: es la reacción normal. Las de frío también tienen el mismo efecto; es cuestión de elegir una u otra según la temporada.

Si tienes menos de 25 años

 

A
LREDEDOR de los veinte años la mayoría de los cuerpos son maravillosos. Si a esta edad la niña tiene algún problema, suele ser por una cuestión genética (su madre padece también mala circulación o retención de líquidos, etcétera) o por muy malos hábitos (sobre todo alimenticios). La mayoría de las chicas de esta edad que pasan por mis centros suelen quejarse de su cuerpo: no les gusta, se ven demasiado gordas... Y cuando rascas un poco descubres que sus miedos suelen centrarse en uno solo: ¡no gustarles a los chicos! Si tú también andas con lo mismo, déjame decirte que el 80 por ciento de los hombres (y esto lo dicen varios estudios) prefieren antes a una mujer con curvas que a una flaca. Es más, no les importa que tengan un poco de barriguita, ni de celulitis. En realidad, ellos la celulitis ni la ven. Observarla con lupa durante horas, hablar de ella, tocarla, y criticarla, es un hábito exclusivamente femenino. Que sepas que la mayoría de ellos eligen una mujer con la cara bonita antes incluso que con un cuerpo escultural (no voy a hablar aquí de otras cualidades que pueden ser más importantes, como la inteligencia, simpatía...). Lo que quiero decirte es que no juzgues tu cuerpo en función de cómo crees que lo van a juzgar ellos. Es más, mejor no lo juzgues de ninguna manera. Tu cuerpo es el que es, y es fantástico. Y encima tienes la gran suerte de que, si así lo quieres, también es mejorable. De lo que se trata es de tener un cuerpo sano, saludable, a tono y lleno de vitalidad.

BOOK: Belleza Inteligente
6.45Mb size Format: txt, pdf, ePub
ads

Other books

A Secret History of the Bangkok Hilton by Chavoret Jaruboon, Pornchai Sereemongkonpol
The Time by the Sea by Dr Ronald Blythe
Left Together by D.J. Pierson
Faith of My Fathers by John McCain
Close Relations by Susan Isaacs
The Duchess and the Spy by Marly Mathews
The Great Hunt by Wendy Higgins